¡Atrévete a saber!: la senda hacia el pensamiento crítico

En su libro En defensa de la Ilustración, Pinker (2018) apoya el espíritu ilustrado que se resume en la frase de Kant “¡Atrévete a saber!” y propugna la libertad de pensamiento. Lo malo de estas consignas es la defectuosa comprensión de buena parte de la ciudadanía sobre lo que constituye “saber” y “pensamiento”. Con frecuencia se interpretan como la aceptación de todo tipo de opiniones, desde la existencia de OVNIs a cualquier teoría conspiratoria, y se considera “libertad de pensamiento” la admisión sin crítica de cualquier proposición. Estas interpretaciones proceden, a veces, de la aplicación de una idea bienintencionada por el respeto a las opiniones ajenas. Pero que todas las opiniones merezcan respeto no quiere decir que todas sean correctas o defendibles. Por tanto, es fundamental transmitir a la sociedad en qué consiste saber o conocer algo. Pensamiento tiene varios sentidos, desde fantasear o imaginar a opinar y creer, pero también se refiere al pensamiento racional, o sea, a la consideración pausada de ideas.

El pensamiento crítico consiste en usar la razón para ponderar la validez de diferentes afirmaciones u opiniones. En otras palabras, consiste en usar la razón para enfrentarse a la duda o la incertidumbre. Pero muchas personas no saben cómo tratar racionalmente con la incertidumbre (Nelson ,1994). Las etapas definidas por Perry en los años 70 del siglo XX para evaluar la madurez de los estudiantes universitarios (Nelson, 1994; Nilson, 2010) son muy útiles como guía para desarrollar el pensamiento crítico. La etapa inicial es el dualismo, que divide la realidad en categorías polarizadas como bien-mal, verdadero-falso (Nelson, 1994; Nilson, 2010). En esta etapa, no es necesario tomar decisiones porque se acepta la autoridad. Lo que se acepta como cierto viene dado por lo que haya dicho alguien con autoridad intelectual, como Aristóteles o Einstein. Esta posición se debilita cuando se constata que un problema puede no tener una solución única o sencilla, o que existe controversia o incertidumbre. En esa tesitura, muchas personas pasan a la etapa de multiplicidad, que lleva a poner en duda el criterio de autoridad, y que desemboca en una tercera etapa de relativismo, según la cual todas las opiniones son igualmente válidas (Nelson, 1994; Nilson, 2010). Sin embargo, para pasar al pensamiento crítico a partir del relativismo debe reconocerse que, a pesar de la incertidumbre, todavía es posible discriminar entre opiniones (Nelson, 1994). Para ello se utilizan los argumentos a favor y en contra de cada una de las posturas. Esto lleva a una cuarta etapa de compromiso (Nilson, 2010) en la cual es posible alinearse con una posición, sobre la base de la solidez de los argumentos que la sustentan. Este compromiso es siempre condicional y puede adoptarse otra postura si se aportan nuevos argumentos que hagan cambiar el peso de la evidencia hacia otra de las propuestas posibles.

Lo interesante de la propuesta de Perry para atreverse a saber es que identifica etapas más y  menos válidas para enfrentarse a la incertidumbre, y distingue entre la mera aceptación de la autoridad o la opinión no meditada, de un pensamiento más racional. De ese modo, proporciona herramientas, como la valoración de argumentos, para alcanzar las etapas más avanzadas de madurez intelectual. Por supuesto, valorar la evidencia en favor de una propuesta requiere ciertas habilidades, pero esto ya es material para otra entrada. De momento, cada cual puede examinar en qué etapa se encuentra y ponerse a trabajar si le hace falta saltar a otra.

Referencias

Nelson, C. E. (1994). Critical thinking and collaborative learning. New Directions for Teaching and Learning 59: 45-58.

Nilson, L. B. (2010). Teaching at its best: a research-based resource for college instructors, 3ª ed. Jossey-Bass, San Francisco, CA.

Pinker, S. (2018). En defensa de la Ilustración: por la razón, la ciencia, el humanismo y el progreso. Paidós, Barcelona.

Anuncios

Un comentario en “¡Atrévete a saber!: la senda hacia el pensamiento crítico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s